Museos de Medianoche

Noviembre 2018

Casa O Lastarria, Santiago

PULSO POST DORMANCIA

JOSÉ BIDEGAIN

 

 

11 de agosto 2018.-

 

A lloviznas y con una mañana fría nos recibió Valdivia, como merecía. Junto a un grupo de amigos viajamos desde Santiago para compartir lo que fue Vigilantes. Me sentía como extranjero en mi propio país, caminando bajo la lluvia, asombrado por la

ciudad que no visitaba hace más de diez años, reconociendo su historia mediante el patrimonio, derivamos por la ciudad hasta que cruzamos el río y llegamos al museo.

 

Bajamos al paseo junto al río Calle Calle que mira hacia el mercado, en Isla Teja, y para nuestra suerte el acceso al museo desde el paseo peatonal estaba abierto. Cruzamos la puerta de vidrio y comienzan las palabras que abrían esta nueva Aparición.

 

En un espacio donde las voces se oían distorsionadas por el eco de esta sala del MAC, comencé un viaje al Reino Fungi. Entender el trabajo transdisciplinar entre las artes, las ciencias y el diseño que permitió la experiencia a por vivir, me hizo atender la capacidad

de la exhibición como un espacio de mediación y reflexión colectiva, que en su paso del tiempo y visita constante, reconoceríamos su transformación.

 

Ya dentro de Vigilantes, instalados en bóvedas húmedas, calcificadas y transformadas en un invernadero de hongos con fluorescencias de Iván Navarro, se instaló la segunda exhibición viva que experimenta el equipo del Museo del Hongo. Parte de la experiencia fue recorrer la muestra con los creativos, científicos, biólogos y organizaciones interesadas en el Reino Fungi que explicaban las fases de crecimiento y proliferación de estos seres vivos eucariotes.

 

Luego de vivir la apertura, en la que conocí y activé fuerzas con grandes humanas, donde me sumergí en el proceso, hecho y objeto del proyecto, me interesé por activar mi cuerpo para el cierre de la exhibición, como un amor a primera vista.

 

Como el impulso lo puede todo, no habíamos ni comenzado a celebrar esta Aparición cuando le digo a Juan que quería pensar una performance-experiencia para la clausura, se interesó.

 

Las personas con las que conversé durante la apertura estaban impactadas con lo vivido, se respiraba una euforia inspiracional, un poco bucólica por la llovizna. La experiencia se sintió como un viaje al inframundo del conocimiento de aquellas cosas que equilibran nuestro ecosistema sin hacerse ver.

 

Es así como aparece Dormancia, una performance site-specific diseñada para de esta aparición del Museo del Hongo, que lleva el nombre de una fase en el ciclo biológico de un organismo –espora en el caso de los hongos– en el que el crecimiento, desarrollo y actividad física se suspenden temporalmente para conservar energía.

 

Una de las personas que conocí más en profundo para la inauguración fue a Elisita–Futuro Fósil, artista que explora la arqueología del sonido, que también se interesó por desplegar su trabajo para la clausura. Desde Axial, una especie de proyecto, quien les escribe –José– y Tatiana Carbonell, fueron quienes desde una exploración poética del movimiento activaron el imaginario de las diásporas en la transición del estado de dormancia al de proliferación.

 

21 de septiembre 2018.-

 

A pesar de la lluvia torrencial, constante y sonante, la experiencia de cierre convocada por el Museo del Hongo, que incluía una cena con los hongos cosechados de la exhibición, todos los invitados se hicieron presente.

 

Quién recibía a los visitantes era un cuerpo vestido de overol blanco que guiaba al acceso a las bóvedas donde Futuro Fósil construía la atmósfera para que las diásporas humanas

despertasen y comenzaran su proliferación. De plásticos reciclados salen los cuerpos, que mediante movimiento, luces y respiraciones, comienzan a expandirse hasta desaparecer.

 

 

16 de noviembre 2018.-

 

Dormancia también fue compartida en el contexto de Museos de Medianoche en Casa O de Lastarria. A ésta se sumaron la artista Ignacia Ferrer, como performer, y el artista multimedial Óscar Llauquén con proyecciones que reaccionaban in situ. Éste último

proyectó manifiestos visuales y poéticos en memoria de Camilo Catrillanca, mapuche asesinado por Carabineros de Chile días previos a esta apertura.

MUSEO DEL HONGO - SANTIAGO, CHILE

info@museodelhongo.cl

  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro